Copyright 2014 American Academy of Orthopaedic Surgeons
Artritis del hombro (Arthritis of the Shoulder)

En 2011, más de 50 millones de personas en Estados Unidos notificaron que habían sido diagnosticadas con alguna forma de artritis, según la Encuesta de Entrevistas de la Salud Nacional. Definida en términos simples, artritis es la inflamación de una o más de sus articulaciones. En un hombro enfermo, la inflamación causa dolor y rigidez.

Aunque no hay cura para la artritis del hombro, hay muchas opciones de tratamiento disponibles. Usando estas opciones, la mayoría de las personas pueden manejar el dolor y permanecer activas.

Anatomía

Su hombro está formado de tres huesos: el hueso de la parte superior del brazo (húmero), el hueso del hombro (omóplato) y el hueso del cuello (clavícula).

La cabeza del hueso del brazo calza en la cavidad redondeada del omóplato. Esta se llama cavidad glenoidea. Una combinación de músculos y tendones mantienen al hueso de su brazo centrado en la cavidad del hombro. Estos tejidos se llaman el manguito rotador.

Hay dos articulaciones en el hombro y ambas pueden ser afectadas por la artritis. Una articulación está ubicada donde la clavícula se encuentra con la punta del omóplato (acromion). Esta se llama articulación acromioclavicular (articulación AC).

El lugar donde la cabeza del húmero calza en el omóplato se llama articulación glenohumeral.

Para indicarle un tratamiento efectivo, su médico necesitará determinar qué articulación está afectada y qué tipo de artritis usted tiene.

Los huesos y las articulaciones del hombro.
Reproducido con el permiso de J Bernstein, ed: Musculoskeletal Medicine. Rosemont, IL, American Academy of Orthopaedic Surgeons, 2003.
Descripción

Cinco tipos principales de artritis afectan típicamente el hombro.

Osteoartritis

También se la conoce como "artritis por uso y desgaste", la osteoartritis es una condición que destruye la cubierta exterior lisa (cartílago articular) del hueso. A medida que el cartílago se desgasta, se deteriora y se vuelve áspero, y disminuye el espacio de protección entre los huesos. Durante el movimiento, los huesos de la articulación rozan uno contra otro, causando dolor.

La osteoartritis por lo general afecta a personas mayores de 50 años y es más común en la articulación acromioclavicular que en la articulación glenohumeral del hombro.

(Izquierda) Una ilustración del cartílago dañado en la articulación glenohumeral. (Derecha) Esta imagen de rayos X del hombro muestra osteoartritis y el espacio articular reducido (flecha).
Ilustración de la izquierda reproducida con el permiso de JF Sarwark, ed: Essentials of Musculoskeletal Care, ed 4. Rosemont, IL, American Academy of Orthopaedic Surgeons, 2010.

Artritis reumatoide

La artritis reumatoide (RA) es una enfermedad crónica que ataca múltiples articulaciones en todo el cuerpo. Es simétrica, lo que significa que generalmente afecta a la misma articulación en los dos lados del cuerpo.

Las articulaciones de su cuerpo están cubiertas con una membrana, llamada sinovial, que lubrica la articulación y facilita el movimiento. La artritis reumatoide hace que la membrana se inflame, lo que causa dolor y rigidez en la articulación.

La artritis reumatoide es una enfermedad por autoinmunidad. Esto significa que el sistema inmunitario ataca a sus propios tejidos. En la RA, las defensas que protegen al cuerpo de la infección son las que dañan el tejido normal (como el cartílago y los ligamentos) y debilitan el hueso.

La artritis reumatoide es igualmente común en las dos articulaciones del hombro.

Artritis postraumática

La artritis postraumática es una forma de artritis que se desarrolla después de una lesión, como una fractura o dislocación del hombro.

Artropatía por desgarro del manguito rotador

Artropatía del manguito rotador.

La artritis también puede desarrollarse después de un desgarro grande y prolongado del tendón del manguito rotador. El manguito rotador desgarrado ya no puede sostener la cabeza del húmero en la cavidad glenoidea, y el húmero puede desplazarse hacia arriba y rozar contra el acromion. Esto puede dañar las superficies de los huesos, causando el desarrollo de artritis.

La combinación de un desgarro grande del manguito rotador y una artritis avanzada pueden llevar a dolor severo y debilidad, y el paciente tal vez no pueda alzar el brazo.

Necrosis avascular

La necrosis avascular (AVN) del hombro es una condición dolorosa que ocurre cuando se altera la irrigación de sangre a la cabeza del húmero. Las células óseas mueren sin aporte de sangre, por lo que la AVN puede finalmente llevar a la destrucción de la articulación del hombro y a una artritis.

La necrosis avascular se desarrolla en etapas. A medida que progresa, la cabeza muerta gradualmente colapsa, lo que daña el cartílago articular que cubre el hueso y lleva a una artritis. Al principio, la AVN afecta solo la cabeza del húmero, pero a medida que la AVN progresa, la cabeza colapsada del húmero puede dañar la cavidad glenoidea.

Las causas de la AVN incluyen el uso de dosis altas de esteroides, consumo excesivo de alcohol, anemia de células falciformes y lesiones traumáticas, como fracturas del hombro. En algunos casos, no se puede identificar una causa, a esto se llama AVN idiopática.

Síntomas

Dolor. Es el síntoma más común de la artritis del hombro, se agrava con la actividad y empeora progresivamente.

  • Si la articulación glenohumeral del hombro está afectada, el dolor se centra en la parte posterior del hombro y podría intensificarse con los cambios de clima. Los pacientes se quejan de un dolor profundo en la articulación.
  • El dolor por artritis en la articulación acromioclavicular (AC) se concentra en la parte superior del hombro. Este dolor a veces puede irradiarse o viajar a la parte lateral del cuello.
  • Una persona con artritis reumatoide podría tener dolor en todo el hombro si las dos articulaciones, la glenohumeral y la articulación AC, están afectadas.

Rango limitado de movimiento. El movimiento limitado es otro síntoma común. A usted le puede resultar más difícil levantar el brazo para peinarse el cabello o llegar a un estante. Usted podría oír chirridos, chasquidos o crujidos (crepitación articular) cuando mueve el hombro.

A medida que la enfermedad avanza, cualquier movimiento del hombro causa dolor. Es común el dolor de noche y dormir puede ser difícil.

Examen médico

Historia médica y examen físico

Después de discutir sus síntomas y su historia médica, su médico examinará su hombro.

Durante el examen físico, su médico buscará:

  • Debilidad (atrofia) de los músculos
  • Dolor a la palpación
  • Amplitud del rango de movimiento pasivo (asistido) y activo (auto-dirigido)
  • Cualquier signo de lesión de los músculos, tendones y ligamentos que rodean la articulación
  • Signos de lesiones previas
  • Afectación de otras articulaciones (una indicación de artritis reumatoide)
  • Crepitación articular (sensación de ruidos e irritación dentro de la articulación) con el movimiento
  • Dolor cuando se aplica presión en la articulación

Rayos X

Los rayos X son exámenes con uso de imágenes que crean figuras detalladas de estructuras densas como el hueso. Pueden ayudar a distinguir entre varias formas de artritis.

Los rayos X de un hombro artrítico mostrarán un estrechamiento en el espacio articular, cambios en el hueso y la formación de espolones óseos (osteofitos).

Estos rayos X muestran osteoartritis severa de la articulación glenohumeral.
Reproducido con el permiso de Crosby LA (ed): Total Shoulder Arthoplasty. Rosemont, IL, American Academy of Orthopaedic Surgeons, 2000, p 18.

Para confirmar el diagnóstico, su médico podría inyectar un anestésico local en la articulación. Si alivia temporalmente el dolor, ello sustenta el diagnóstico de artritis.

Tratamiento

Tratamiento no quirúrgico

Como ocurre con otras condiciones artríticas, el tratamiento inicial de la artritis del hombro es no quirúrgico. Su médico podría recomendar las siguientes opciones de tratamiento:

  • Reposo o un cambio en las actividades para evitar que provoquen dolor. Usted podría necesitar cambiar la manera que mueve su brazo para hacer cosas.
  • Ejercicios de terapia física que podrían mejorar el rango de movimiento en su hombro.
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (NSAID), como la aspirina o el ibuprofeno, podrían reducir la inflamación y el dolor. Estos medicamentos pueden irritar el recubrimiento del estómago y causar sangrado interno. Deben tomarse con comida.Consulte a su médico antes de tomar NSAID de venta libre si tiene una historia de úlceras o está tomando medicamentos anticoagulantes.
  • Inyecciones de corticoesteroides en el hombro pueden reducir drásticamente la inflamación y el dolor. Sin embargo, el efecto a menudo es temporal.
  • Calor húmedo.
  • Aplicación de hielo en el hombro durante 20 a 30 minutos dos o tres veces al día para reducir la inflamación y aliviar el dolor.
  • Si tiene artritis reumatoide, su médico podría recetarle un medicamento modificador de la enfermedad, como el methotrexate.
  • Suplementos dietéticos, como la glucosamina y el sulfato de condroitina pueden ayudar a aliviar el dolor. (Nota: hay poca evidencia científica que respalde el uso de la glucosamina y el sulfato de condroitina para tratar la artritis. Además, la Administración de Medicamentos y Alimentos no controla los suplementos dietéticos. Estos compuestos podrían causar interacciones negativas con otros medicamentos. Siempre consulte a su médico antes de tomar suplementos dietéticos).

Tratamiento quirúrgico

Su médico podría considerar una cirugía si el dolor le causa discapacidad y no tiene alivio con las opciones no quirúrgicas.

Artroscopía. Los casos de artritis glenohumeral leve podrían ser tratados con artroscopía. Durante la artroscopía, el cirujano inserta una pequeña cámara, llamada artroscopio, en la articulación del hombro. La cámara obtiene imágenes que se visualizan en una pantalla de televisión y el cirujano usa estas imágenes para guiar instrumentos quirúrgicos tamaño miniatura.

Como el artroscopio y los instrumentos quirúrgicos son delgados, el cirujano puede usar incisiones muy pequeñas (cortes) en vez de la incisión más grande que se necesita para la cirugía abierta estándar.

Durante el procedimiento, su cirujano puede desbridar (limpiar) el interior de la articulación. Aunque el procedimiento alivia el dolor, no eliminará la artritis de la articulación. Si la artritis progresa, se podría necesitar otra cirugía en el futuro.

Reemplazo de la articulación del hombro (artroplastia). La artritis avanzada de la articulación glenohumeral puede ser tratada con cirugía de reemplazo del hombro, en la que las partes dañadas del hombro se remueven y reemplazan con componentes artificiales, llamados prótesis.

(Izquierda) Un reemplazo total convencional del hombro (artroplastia) imita la anatomía normal del hombro. (Derecha) En un reemplazo total inverso del hombro, la cápsula de plástico se inserta en el húmero y los tornillos del componente semiesférico de metal en la cavidad del hombro

Las opciones quirúrgicas de reemplazo incluyen:

  • Hemiartroplastia. Solo se reemplaza la cabeza del húmero con un componente artificial.
  • Artroplastia total del hombro. Se reemplaza la cabeza del húmero y la cavidad glenoidea. Una cavidad de plástico ("copa") encaja en la cavidad glenoidea y una semiesfera de metal se une a la parte superior del húmero.
  • Artroplastia total inversa del hombro. En un reemplazo total inverso del hombro, la cavidad y la semiesfera de metal son opuestas a una artroplastia total convencional de hombro. La semiesfera de metal se fija a la cavidad glenoidea, y la cavidad (copa) de plástico se fija al extremo superior del húmero. Un reemplazo total inverso del hombro funciona mejor para personas con artropatía por desgarro del manguito porque se sustenta en músculos diferentes -no en el manguito rotador- para mover el brazo.

Artroplastia de resección. El procedimiento quirúrgico más común usado para tratar la artritis de la articulación acromioclavicular es una artroplastia de resección. Su cirujano podría elegir hacer esta cirugía artroscópicamente.

En este procedimiento, se remueve una pequeña cantidad de hueso del extremo de la clavícula, dejando un espacio que gradualmente se llena con tejido cicatrizal.

Recuperación. El tratamiento quirúrgico de la artritis del hombro es generalmente muy efectivo en la reducción del dolor y el restablecimiento del movimiento. El tiempo de recuperación y los planes de rehabilitación dependen del tipo de cirugía realizada

Complicaciones. Como ocurre con todas las cirugías, hay algunos riesgos y posibles complicaciones. Los problemas potenciales después de la cirugía de hombro incluyen infección, sangrado excesivo, coágulos de sangre y daño a los vasos sanguíneos o a los nervios.

Su cirujano discutirá las posibles complicaciones con usted antes de su operación.

Desarrollos futuros

Se está realizando investigación sobre artritis del hombro y su tratamiento.

  • En muchos casos, no se sabe por qué algunas personas desarrollan artritis y otras no. Se está realizando investigación para descubrir las causas de la artritis del hombro.
  • Los lubricantes de las articulaciones, que actualmente están siendo usado para el tratamiento de la artritis de rodilla, se están estudiando también en el hombro.
  • Se están investigando medicamentos nuevos para tratar la artritis reumatoide.
  • Se está haciendo mucha investigación sobre la cirugía de reemplazo de la articulación del hombro, incluyendo el desarrollo de diferentes diseños de prótesis para articulaciones.
  • También se está estudiando el uso de materiales biológicos para la resuperficialización de un hombro artrítico. Los materiales biológicos son injertos de tejidos que promueven el crecimiento de tejidos nuevos en el cuerpo y estimulación la consolidación.

Fuente: Departamento de Investigación & Asuntos Científicos, American Academy of Orthopaedic Surgeons. Rosemont, IL: AAOS; Enero 2013. Basado en los datos de la Encuesta de Entrevistas de la Salud Nacional, 2008-2011; Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades; Centro Nacional para Estadísticas Médicas.

Last reviewed: Augusto 2014
AAOS does not endorse any treatments, procedures, products, or physicians referenced herein. This information is provided as an educational service and is not intended to serve as medical advice. Anyone seeking specific orthopaedic advice or assistance should consult his or her orthopaedic surgeon, or locate one in your area through the AAOS "Find an Orthopaedist" program on this website.
Copyright 2014 American Academy of Orthopaedic Surgeons
Related Articles
Dolor de hombro y problemas comunes del hombro (Shoulder Pain and Common Shoulder Problems) (http://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=A00704)
Glucosamina y sulfato de condroitina (Glucosamine and Chondroitin Sulfate) (http://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=A00491)
Reverse Total Shoulder Replacement (http://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=A00504)
Shoulder Joint Replacement (http://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=A00094)
Shoulder Trauma (Fractures and Dislocations) (http://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=A00394)
What are NSAIDs? (http://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=A00284)
OrthoInfo
The American Academy of Orthopaedic Surgeons
6300 N. River Road
Rosemont, IL 60018
Phone: 847.823.7186
Email: orthoinfo@aaos.org

Was this article helpful?

HELP US IMPROVE OUR WEBSITE. PLEASE FILL OUT THIS quick survey