Our knowledge of orthopaedics. Your best health.

from the American Academy of Orthopaedic Surgeons

Diseases & Conditions

Treatment

Recovery

Staying Healthy

Print

Email

español

Cuidado de yesos y férula
(Care of Casts and Splints)

Los yesos y las férulas brindan soporte y protegen los huesos y los tejidos blandos lesionados. Cuando se fractura un hueso, su médico volverá a unir las partes en la posición adecuada. Los yesos y las férulas sostienen los huesos en su lugar hasta que sueldan. También reducen el dolor, la inflamación y los espasmos musculares.

En algunos casos, las férulas y los yesos se colocan después de una cirugía.

Las férulas o medio yeso brindan menos soporte que los yesos. Sin embargo, las férulas pueden ajustarse en caso de hinchazón por las lesiones con mayor facilidad que los yesos cerrados. Su médico decidirá el tipo de soporte que es mejor para usted.

Tipos de férulas y yesos

Los yesos se hacen a medida. Deben adaptarse correctamente a la forma de la extremidad lesionada para brindar el mejor soporte. Los yesos pueden estar hechos de yeso o fibra de vidrio (un plástico al que se le puede dar forma).

Long Arm Casts

Las fotos muestran un yeso de brazo completo hecho de fibra de vidrio con recubrimiento de algodón.

Las férulas o los medio yesos también pueden realizarse a medida, especialmente si es necesario un ajuste exacto. En otras ocasiones, se usa una férula prefabricada. Estas férulas lista para usar se confeccionan con una variedad de formas y tamaños, y son mucho más fáciles y rápidas de usar. Algunas tienen tiras de velcro que hacen que ponerse, quitarse y ajustarse las férulas sea más sencillo.

Ankle and Wrist Splints

Para dar lugar en caso de hinchazón, la parte rígida de una férula o medio yeso (izquierda) no envuelve por completo la zona lesionada. Se sostiene en el lugar con una venda elástica u otro material (derecha).

Materiales

En las férulas y los yesos, los materiales fibra de vidrio o yeso forman la capa sólida de soporte.

La fibra de vidrio es más liviana y sólida que el yeso. Además, las radiografías atraviesan mejor la fibra de vidrio que el yeso. Esto es importante porque, probablemente, su médico programe radiografías adicionales después de que se le haya colocado la férula o el yeso. Las radiografías pueden mostrar si los huesos están soldando bien o si se movieron fuera de lugar.

El yeso es menos costoso que la fibra de vidrio y permite obtener mejor forma que la fibra de vidrio para algunos usos.

Aplicación

Las férulas y los yesos tanto de fibra de vidrio como de yeso llevan una almohadilla de relleno, en general de algodón, como capa protectora en contacto con la piel. Ambos materiales vienen en tiras o rollos, que se sumergen en agua y se aplican sobre la almohadilla de protección que cubre la zona lesionada. En algunos casos, pueden utilizarse materiales de relleno y yeso especiales impermeables. Su médico le informará si su yeso y el relleno están hechos de estos materiales impermeables.

La férula o el yeso deben adaptarse correctamente a la forma del brazo o la pierna lesionados para brindar el mejor soporte posible. En general, la férula o el yeso también cubren la articulación que se encuentra arriba y abajo del hueso fracturado.

En muchos casos, primero se aplica una férula en una lesión reciente. A medida que baja la inflamación, se puede reemplazar la férula con un yeso completo. Si se aplica inicialmente un yeso en la lesión, este puede “abrirse” (cortarse) para dar lugar a la inflamación y luego repararse en su primera cita de seguimiento.

A veces, puede ser necesario reemplazar un yeso porque baja la inflamación y el yeso resulta demasiado grande. A medida que una fractura suelda, el yeso puede reemplazarse por una férula para que sea más fácil realizar ejercicios de fisioterapia.

Cómo acostumbrarse a una férula o yeso

La inflamación causada por la lesión puede producir presión en la férula o el yeso durante las primeras 48 a 72 horas. Esto puede hacer que sienta que el brazo lesionado está apretado o ajustado dentro de la férula o el yeso. Si tiene una férula, su médico le mostrará cómo ajustarla para dar lugar a la inflamación.

Es muy importante mantener baja la inflamación. Esto reducirá el dolor y ayudará a que su lesión sane. Para ayudar a reducir la inflamación:

  • Elevar. Es muy importante que eleve el brazo o la pierna lesionados durante las primeras 24 a 72 horas. Apoye el brazo o la pierna lesionados sobre almohadones u otro tipo de apoyo de modo que quede por encima de la altura del corazón. Deberá recostarse si tiene la férula o el yeso en la pierna. La elevación permite drenar el líquido y la sangre "hacia abajo" a la altura del corazón.
  • Hacer ejercicio. Mueva de manera suave y frecuente los dedos no lesionados, pero inflamados. Moverlos evitará el rigidez.
  • Hielo. Aplique hielo en la férula o el yeso. Coloque el hielo en una bolsa plástica seca o use una compresa de hielo y envuelvalo alrededor de la férula o el yeso a la altura de la lesión. Si el hielo se coloca en un envase rígido y toca el yeso solo en un punto, no será eficaz.

Aplique hielo en la férula o el yeso y eleve la pierna para reducir la inflamación.

Signos de advertencia

Hinchazón puede crear mucha presión debajo del yeso. Esto puede causar problemas. Si tiene alguno de los siguientes síntomas, comuníquese con el consultorio de su médico de inmediato para obtener orientación.

  • Aumento del dolor y sensación de que la férula o el yeso están demasiado ajustados. Esto puede deberse a la hinchazón.
  • Adormecimiento y cosquilleo en la mano o el pie. Esto puede deberse al exceso de presión en los nervios.
  • Ardor y escozor. Esto puede deberse al exceso de presión sobre la piel.
  • Inflamación excesiva debajo del yeso. Quizá esto significa que el yeso está lentificando la circulación sanguínea.
  • Pérdida de movimiento activo de los dedos de pie o la mano. Esto requiere una evaluación urgente de su médico.

Cómo cuidar su férula o yeso

Su médico le explicará las restricciones para el uso del brazo o la pierna lesionados mientras está sanado. Debe seguir atentamente las instrucciones de su médico para asegurarse de que el hueso suelde de manera correcta. La siguiente información únicamente presenta pautas generales y no reemplaza las recomendaciones de su médico.

Después de que se haya adaptado a su férula o yeso durante unos días, es importante mantenerlos en buenas condiciones. Eso lo ayudará en su recuperación.

  • Mantenga seco su férula o yeso. La humedad debilita el yeso y, si se humedece la almohadilla que está sobre la piel, puede causar irritación. Use dos capas de plástico o compre protectores impermeables para mantener seco su férula o yeso cuando se ducha o se baña. Incluso si el yeso está cubierto, no lo sumerja ni lo mantenga debajo del agua. Un orificio pequeño en la cubierta del yeso puede hacer que la herida se moje.
  • Yesos para caminar. No camine con un yeso de caminar hasta que esté completamente seco y firme. Aproximadamente, tarde una hora que la fibra de vidrio se endurezca lo suficiente para caminar, y el yeso puede tardar de dos a tres días. Se le dará un zapato para yeso que debe usar sobre el yeso de caminar. El zapato para yeso protegerá la parte inferior del yeso.
  • Evite la suciedad. Mantenga su férula o yeso alejados de la tierra, la arena y el polvo.
  • Almohadilla protectora. No retire la almohadilla de su férula o yeso.
  • Picazón. No inserte objetos, como perchas, dentro de la férula o yeso para rascar la piel con picazón. No aplique talcos ni desodorantes en la piel con picazón. Si la picazón persiste, comuníquese con su médico. Si algo se atora dentro de su yeso, puede irritar la piel, por lo cual debe comunicarse con su médico. 
  • No rompa los bordes irregulares del yeso ni recorte el yeso antes de preguntarle a su médico.
  • Inspeccione la piel cercana al yeso. Si la piel se enrojece o está en carne viva cerca del yeso, comuníquese con su médico.
  • Inspeccione el yeso de manera regular. Si se quiebra o se forman sectores blandos, comuníquese con el consultorio de su médico.

Use el sentido común. Tiene una lesión grave y debe proteger el yeso para que no se dañe, de modo que este pueda proteger su lesión mientras sana.

Después de que baja la inflamación inicial, el soporte adecuado de la férula o el yeso, en general, le permitirá continuar con sus actividades diarias con un mínimo de incomodidad.

Retirar el yeso

Nunca se retire usted mismo el yeso. Puede cortarse la piel o impedir que su lesión siga sanando.

Su médico usará una sierra para yeso para retirarlo. La sierra vibra, pero no rota. Si la hoja de la sierra toca la almohadilla de la parte interna del recubrimiento rígido del yeso, la almohadilla vibrará con la hoja y le protegerá la piel. Las sierras para yeso hacen ruido y pueden producir calor por la fricción, pero no lo lastimarán; como dice el dicho: perro que ladra no muerde.

Si siente dolor mientras le están retirando el yeso, informe a su médico o a un asistente, y ellos podrán realizar ajustes.

Cast Being Removed

La sierra vibra, pero no rota. Las sierras para yeso hacen ruido, pero no lo lastimarán.

Rehabilitación

Lleva desde semanas hasta varios meses soldar los huesos fracturados. En general, el dolor desaparece mucho antes de que el hueso esté lo suficientemente sólido como para soportar el estrés de las actividades cotidianas. Deberá usar el yeso o la férula hasta que el hueso haya soldado por completo y pueda soportar su propio peso.

Mientras usa el yeso o la férula, probablemente pierda fuerza muscular en la zona lesionada. Es importante hacer ejercicio durante el proceso de sanación y después de que le retiren el yeso. El ejercicio lo ayudará a recuperar la fuerza muscular normal, el movimiento de las articulaciones y la flexibilidad.

Last Reviewed

abril 2009

AAOS does not endorse any treatments, procedures, products, or physicians referenced herein. This information is provided as an educational service and is not intended to serve as medical advice. Anyone seeking specific orthopaedic advice or assistance should consult his or her orthopaedic surgeon, or locate one in your area through the AAOS Find an Orthopaedist program on this website.