Michael A. Herbenick, MD
Fellow of the American Academy of Orthopaedic Surgeons
http://orthodoc.aaos.org/michaelherbenick
Wright State Orthopaedic Surgery, Sports Medicine & Rehabilitation
30 E. Apple Street, Suite 2200
Dayton, OH 45409 USA
Phone: (937) 208-2091  | Fax: (937) 208-6141
Copyright 2012 American Academy of Orthopaedic Surgeons
Dedo en gatillo (Trigger Finger)

El dedo en gatillo limita el movimiento del dedo. Cuando usted trata de poner el dedo recto, este se trabará o inmovilizará antes de ponerse recto.

El dedo en gatillo es una condición que afecta a los tendones de los dedos de su mano.

En esta foto, el dedo de la paciente se mantiene en la posición flexionada cuando ella trata de extenderlo.
Anatomía
La vaina del tendón se une a los huesos del dedo y mantiene al tendón flexor en su lugar mientras el dedo se mueve.

Los tendones son tejidos que conectan los músculos al hueso. Cuando los músculos se contraen, los tendones tiran de los huesos. Esto es lo que causa que algunas partes del cuerpo se muevan.

Los músculos que mueven los dedos de la mano se ubican en el antebrazo, por encima de la muñeca. Tendones largos —llamados tendones flexores— se extienden desde los músculos a través de la muñeca y se unen a los huesos pequeños de los dedos de la mano.

Estos tendones flexores controlan los movimientos de los dedos de la mano. Cuando usted flexiona o extiende su dedo, el tendón flexor se desliza a través de un túnel ajustado, llamado vaina del tendón, que mantiene al tendón en su lugar junto a los huesos.

Descripción

El tendón flexor puede sufrir irritación cuando se desliza a través de la vaina del tendón. A medida que sufre más y más irritación, el tendón puede engrosarse y pueden formarse nódulos, lo que hace más difícil su pasaje a través del túnel.

La vaina del tendón también puede engrosarse, y eso causa que el diámetro del túnel se reduzca.

Si usted tiene dedo en gatillo, el tendón queda momentáneamente trabado en la boca de la vaina del tendón cuando usted trata de extender su dedo. Usted podría sentir un sonido de burbuja 'pop' cuando el tendón se desliza a través del área estrecha y su dedo súbitamente se extiende.

El nódulo engrosado en el tendón flexor golpea el túnel con la vaina, lo que dificulta que el dedo se extienda.
Reproducido y adaptado de Griffin LY (ed): Essentials of Musculoskeletal Care. 3rd Ed. Rosemont, IL. American Academy of Orthopaedic Surgeons, 2005
Causa

La causa del dedo en gatillo por lo general es desconocida. Hay factores que implican mayor riesgo de desarrollar dedo en gatillo.

  • Los dedos en gatillo son más comunes en mujeres que en hombres.
  • Ocurren más frecuentemente en personas en edades entre 40 y 60 años.
  • Los dedos en gatillo son más comunes en personas con ciertos problemas médicos, como diabetes y artritis reumatoide.
  • Los dedos en gatillo pueden ocurrir después de actividades que hacen esforzar la mano.
Síntomas

Los síntomas del dedo en gatillo por lo general comienzan sin ninguna lesión, aunque pueden seguir a un período de mucho uso de la mano. Los síntomas pueden incluir:

  • Un bulto sensible al dolor en la palma de su mano
  • Inflamación
  • Sensación de paralización o presión en las articulaciones del dedo
  • Dolor cuando flexiona o extiende su dedo

La rigidez y la inmovilización tienden a empeorar después de la inactividad, por ejemplo cuando se despierta en la mañana. Sus dedos a menudo se aflojan a medida que los mueve.

A veces, cuando el tendón se corta y queda suelto, puede tener sensación de dislocación en la articulación del dedo. En casos severos de dedo en gatillo, el dedo no puede extenderse, ni siquiera con ayuda. A veces, uno o más dedos están afectados.

Examen médico

Su médico puede diagnosticar el problema hablando con usted y examinando su mano. Por lo general no se precisan otros exámenes ni rayos X para diagnosticar el dedo en gatillo.

Tratamiento no quirúrgico

Reposo

Si los síntomas son leves, dejar el dedo en reposo puede ser suficiente para resolver el problema. Su médico puede recomendar una férula para mantener el dedo en una posición neutral de reposo.

Medicamentos

Pueden usarse medicamentos de venta libre, como antiinflamatorios no esteroideos (NSAID) o acetaminofeno para aliviar el dolor.

Inyecciones de corticoesteroides

Su médico puede elegir inyectar un corticoesteroide -un medicamento antiinflamatorio potente- en la vaina del tendón. En algunos casos, esto mejora el problema solo temporalmente y otra inyección es necesaria. Si dos inyecciones no resuelven el problema, debería considerarse la cirugía.

Las inyecciones tienen menos probabilidad de dar alivio permanente si usted ha tenido dedo en gatillo durante un tiempo largo, o si tiene un problema médico asociado, como diabetes.

Tratamiento quirúrgico

El dedo en gatillo no es una condición peligrosa. La decisión de someterse a cirugía es una decisión personal, basada en la severidad de los síntomas y si las opciones no quirúrgicas han fracasado. Además, si su dedo queda trabado en una posición flexionada, su médico podría recomendar cirugía para prevenir la rigidez permanente.

Intervención quirúrgica

El objetivo de la cirugía es ampliar la abertura del túnel para que el tendón pueda deslizarse a través de este con más facilidad. Esto por lo general se hace en entorno ambulatorio, lo que significa que usted no deberá permanecer durante la noche en el hospital.

La mayoría de las personas reciben una inyección de anestesia local que adormece la mano para la intervención.

La cirugía se realiza a través de una pequeña incisión en la palma o a veces con la punta de una aguja. El túnel de la vaina del tendón se corta. Cuando cicatriza, la vaina está más laxa y el tendón tiene más espacio para moverse a través de esta.

Durante la cirugía, la vaina del tendón se corta.
Reproducido y adaptado de Griffin LY (ed): Essentials of Musculoskeletal Care. 3rd Ed. Rosemont, IL. American Academy of Orthopaedic Surgeons, 2005

Complicaciones

  • Extensión incompleta (debido a estrechez persistente de la vaina del tendón más allá de la parte que fue liberada)
  • Gatillo persistente (debido a liberación incompleta de la primera parte de la vaina)
  • Rotura del sistema de polea (debido a liberación excesiva de la vaina)
  • Infección

Recuperación

La mayoría de las personas pueden mover sus dedos inmediatamente después de la cirugía.

Es común sentir algo de ardor en la palma de la mano. Frecuentemente, elevar su mano por encima de la altura del corazón puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor.

La recuperación por lo general se completa en unas pocas semanas, pero puede llevar hasta 6 meses que toda la inflamación y rigidez desaparezcan.

Si su dedo estaba considerablemente rígido antes de la cirugía, la terapia física y ejercicios para los dedos pueden ayudar a aflojarlo.

Last reviewed: August 2012
AAOS does not endorse any treatments, procedures, products, or physicians referenced herein. This information is provided as an educational service and is not intended to serve as medical advice. Anyone seeking specific orthopaedic advice or assistance should consult his or her orthopaedic surgeon, or locate one in your area through the AAOS "Find an Orthopaedist" program on this website.
Copyright 2012 American Academy of Orthopaedic Surgeons
Related Links
Cómo aprovechar al máximo la visita a su médico (Getting the Most Out of a Visit with Your Doctor) (http://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=A00476)
OrthoInfo
The American Academy of Orthopaedic Surgeons
6300 N. River Road
Rosemont, IL 60018
Phone: 847.823.7186
Email: orthoinfo@aaos.org